top of page

El artículo de España explora a fondo el GLUTATIóN y las moléculas relacionadas en la SALUD OCULAR

Múltiples aplicaciones clínicas potenciales que incluyen enfermedades de la retina, glaucoma, degeneración macular relacionada con la edad (AMD), retinopatía diabética y retinitis pigmentosa, y más.


El ojo humano, el órgano de visión altamente especializado, está muy influenciado por oxidantes de origen endógeno y exógeno. El estrés oxidativo afecta a todas las estructuras del ojo humano con especial énfasis en la superficie ocular, el cristalino, la retina y su epitelio pigmentario retiniano, que se consideran barreras naturales de protección antioxidante, contribuyendo a la aparición y/o progresión de las enfermedades oculares. Estas estructuras oculares contienen un complejo sistema de defensa antioxidante ligeramente diferente a lo largo del ojo dependiendo del tejido celular. Además de los antioxidantes enzimáticos ampliamente estudiados, como la superóxido dismutasa, la glutatión peroxidasa, la catalasa, las peroxirredoxinas y las selenoproteínas, entre otras, las metalotioneínas (MT) se consideran proteínas antioxidantes de creciente interés con otras funciones mediadas por células. Esta familia de proteínas ricas en cisteína y de bajo peso molecular captura y neutraliza los radicales libres en un mecanismo dependiente de redox que involucra la unión y liberación de zinc. El estado del arte de las MTs, incluyendo la clasificación de las isoformas, las principales funciones descritas hasta el momento, el ciclo redox de las Zn-MTs como sistema de defensa antioxidante, y la actividad antioxidante de las Zn-MTs en la superficie ocular, cristalino, retina y su retina. el epitelio pigmentario, dependiendo del número de sitios de unión de zinc ocupados, se revisará exhaustivamente.






1 visualización0 comentarios

Comments


Consultor Independiente

bottom of page